7 consejos para que tu gato deje de maullar

Los gatos, también llamados coloquialmente como mínimos o miz, se caracterizan por comunicarse a través de vocalizaciones. Los ronroneos, maullidos, gemidos y gruñidos son su forma de hablar. Por otra parte, estos tienden a adoptar las expresiones que tienen sus dueños e incluso otros animales que se encuentren a su alrededor. 

Asimismo, es importante que sepas que los sonidos que realizan los gatos es su forma de expresar su estado de ánimo y sentimientos, ante todo lo que lo rodea. Así que si tu gato maúlla mucho puede que algo le esté molestando.

Sabiendo que los maullidos es el medio por el cual el gato intenta demostrar su estado anímico, es obvio pensar que si algo lo molesta hará el sonido más frecuentemente.

Causas más comunes de los maullidos de los gatos

Gosbi resalta que los gatos tienen la capacidad de emitir más de 60 maullidos distintos, los cuales tienen significados diferentes, dependiendo de la duración, intensidad y entonación.

Sabiendo que los maullidos es el medio por el cual el gato intenta demostrar su estado anímico, es obvio pensar que si algo lo molesta hará el sonido más frecuentemente. Aunque, estos también suelen emitir sonidos para demostrar su afecto.

Por otra parte, las gatas utilizan el maullido para conectar con sus cachorros, ya que tienen la habilidad de reconocer la voz de su mamá felina. También, es importante mencionar que los gatos maúllan con más fuerza a otros gatos, por el contrario, cuando es hacia los humanos lo hacen de manera más suave.

Otras causas comunes para que estos felinos maúllen son las siguientes: 

  • Que tenga hambre: si tu gato quiere comida será inevitable evitar su maullido, de esta forma es como él pide las cosas.
  • El aburrimiento: se presenta con ronroneos.
  • Por querer salir a pasear o jugar: el estrés de estar encerrados los lleva a maullar con mucha intensidad.
  • Por estar en celo: muy frecuente en gatos machos, cuando hay una hembra cerca de su territorio.
  • Como efecto secundario a un medicamento (poco común).

7 consejos para que tu gato deje de maullar.

La página web Zooplus señala que sabiendo la causa del maullido se puede mediar el problema, siempre y cuando este lo haga por simple capricho o necesidad. Puedes seguir estos 7 consejos para ayudarte a resolver el problema de los maullidos en tu gato:

  • En los gatos que maúllan por aburrimiento, la solución, es comprarle juguetes para que se mantengan entretenidos a lo largo del día. Algunas buenas opciones para entretenerlo son: Un ovillo de lana, una pelota, el láser para gatos, un cuenco de agua, entre otros.
  • Si tu gato maúlla porque tiene hambre, puedes proporcionar pequeñas cantidades de comida varias veces al día. Lo ideal es utilizar los comederos automáticos o un funboard, ya que no solo satisfacen el hambre de tu minino, sino que también le entretienen mientras tú haces otras cosas.
  • Cuando maúlla por nervios, miedo o inseguridad, la solución es darle mucho cariño y atención para que este poco a poco se calme.
  • En los casos en donde el gato maúlla por costumbre, la solución es ignorarlos, ya que ellos lo hacen para llamar la atención. Posteriormente al darse cuenta, que no consigue lo que desea dejará de maullar progresivamente.
  • Si el gato maúlla por enfermedad o dolores, debes confirmar si son producto de una enfermedad con un veterinario. Mayormente, los maullidos sonarán como quejidos y se presentarán más síntomas consecuentemente a la patología que presente.
  • Cuando los maullidos son por desequilibrios hormonales (celo), la solución más efectiva es la esterilización felina.

Por último, si tu felino se siente solo maullará como si llorara. Una solución muy efectiva a esto es conseguirle un compañero.