Skip to main content

¿Qué hacer si mi hámster se cae?

Diariamente existe el riesgo de que los hámsters se caigan de distancias medias a altas debido a su masa e inestabilidad por su peso. Como resultado, nuestras mascotas pueden lesionarse o padecer de molestias por impactos que afecten sus patas o cabeza, por ejemplo.

Nuestros hámsters deben contar con nuestro apoyo en cada momento en que tropiecen, pues no pueden recuperarse solos. De tal modo que se deben corregir hábitos, prácticas y costumbre para evitar mayores riesgos que impidan su marcha a futuro.

¿Cuán propensos son los hámsters a caerse?

Los hámsters son pequeños roedores, largos, propensos a ser gorditos y con pequeñas patas que poseen bastante energía para alegrarnos el día. Sin embargo, requieren cuidado de nuestra parte porque suelen ser delicados al momento de tratar con ellos o de interactuar con su alrededor.

Normalmente pueden estar desenvueltos en jaulas o centros de juegos adaptados a su tamaño para que sientan comodidad y libertad al mismo tiempo. De esta manera, surgen posibilidades en donde los hámsters puedan lastimarse o caerse, ya que dependerá de cuán rápido patalee y sea atrevido.

En otras palabras, la posibilidad de que se caigan aumenta mientras más expuestos estén a situaciones creativas que los reten a moverse. Considerando su anatomía y tamaño de patas, podrían tener un equilibrio apropiado para distintos obstáculos pero las alturas incrementarán la incertidumbre. Por el contrario, serán más propensos a caerse si están ansiosos o estresados, o sin fuerza debido a falta de nutrición.

Como dueño y compañero de tu hámster debes desarrollar el tacto para saber cómo se compone su cuerpo y las posibles roturas que pueda tener

¿Qué debes hacer si tu hámster se cae seguidamente?

Uno de los métodos más efectivos que puedes tomar en cuenta trata sobre las bolas para hámsters, las cuales son herramientas prácticas y efectivas. A pesar de que suelen ser vistas como un ícono para estas mascotas, la verdad es que les proporciona un régimen sano para mantenerse ejercitadas y a salvo.

Tal como plantea The Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animal en su guía práctica sobre hámsters, las bolas garantizan un espacio seguro. De dicha forma, nuestras mascotas pueden desenvolverse naturalmente sin necesidad de lastimarse porque este material será una barrera contra las caídas. 

Es aconsejable que busque un diseño adecuado para el hogar de tu mascota sin tantas escaleras para evitar que ruede o caiga por su peso. Por lo tanto, te recomendamos que regules su peso a través de alimentos verdes para evitar que exista una inestabilidad en su centro de masa.

¿Cómo proteger a tu hámster luego de caerse?

Como dueño y compañero de tu hámster debes desarrollar el tacto para saber cómo se compone su cuerpo y las posibles roturas que pueda tener. Asimismo, es recomendable tener un botiquín de primeros auxilios que permitan accionar rápido para cualquier tipo de herida física, infección o lesión.

De tal modo que el blog PetHelpful también aconseja observar detalladamente las señales que evidencian la gravedad de la lesión por caída. Por ejemplo, existen señales claves y visuales como inflamación, hinchazón y hemorragias, mientras que las señales internas se evidencian por su inactividad. Para este último caso siempre se propone consultar rápidamente con un veterinario que pueda examinar el estado físico de nuestro hámster.

Dado que no se sabe si posee algún hueso roto, te sugerimos inmovilizarlo mientras que lo revises detalladamente o lo lleves a asistencia veterinaria. Así, evitarás que siga escabulléndose y se lastime algún otro posible órgano de vital importancia o padezca de esguinces o espasmos. Finalmente, será mejor dejar que se tranquilice y no presionarlo para caminar luego de la caída, pues la sutileza marcará una diferencia entre la continuidad y el empeoramiento.